Pon a hervir 5 papas medianas, esto te rendirá para cuatro personas.
Ralla el queso de tu preferencia, y ten a la mano cebollín, chile poblano previamente asado, pelado y picado, crema, mantequilla, sal y pimienta.
pon a sofreír el cebollín finamente picado en rodajas
pon la proteína de tu elección, nosotros elegimos arrachera de res a la plancha.
pica la proteína de tu elección con cuidado de no quemarte.
ten el papel aluminio listo para poner las papas picadas en cuadrados grandes
con cuidado de no quemarte, coloca las papas en cuadrados sobre el papel aluminio y pon la sal y pimienta al gusto
Agrega mantequilla al gusto
agrega crema al gusto
agrega queso al gusto
agrega el cebollín y el chile poblano
agrega la proteína de tu preferencia, en nuestro caso es arrachera de res que vivió feliz y libre de hormonas 🙂
ahora viene lo divertido, a envolver!
así las envolvemos, suavecito con cariño.
aprieta un poquito
¡al comal! déjalas hasta que escuches que el queso se funde, las puedes abrir con cuidado para revisar que el queso esté fundido. No hay pierde, empieza a oler deliciosísimo....
sin quemarte, ponla en un plato
ábrela, da las gracias, disfruta su olor y cómetela a gusto!